miércoles, 9 de diciembre de 2009

Adios al AMPA del CEIP Nº5

Cuando uno nada contracorriente tiene dos opciones: o bien sucumbir por agotamiento o bien salirse del agua y remontar a pie el curso del río. La decisión es fácil. Se puede recurrir a un sinfin de metáforas para edulcorar la realidad pero, a riesgo de resultar excesivamente explícito creo que no vale la pena derrochar energía ni ilusión en un proyecto no va en la misma dirección en la que uno mismo marcha. Es sencillo y lo digo sin acritud, no se puede aportar nada cuando cualquier iniciativa es interpretada como un ataque no sé a qué o a quién; cuando se menosprecia la participación o se dirige hacia la nulidad sólo por ser iniciativa mía. En definitiva, para no hacer nada útil es mejor centrarse en otros ámbitos en los que se aprecia más el trabajo con el que humildemente intento ayudar.
De cualquier forma me pongo transitoriamente a disposición de quien me suceda en los proyectos incluidos en la memoria de actividades de la comisión de trabajo a la que pertenecía y que presenté en la última junta del curso pasado, para aclararle cualquier duda.
Lo que creo que tenemos en común es la importancia que para nosotros tienen nuestros hijos, así pues sólo puedo desear que se alcancen las expectativas de la Junta, que se construya pronto el colegio cumpliendo el compromiso del alcalde, que se subsanen las carencias de las actuales instalaciones y que se organicen todo tipo de actividades lo más fructíferas posible para todos los niños del colegio desde infantil 3 años hasta sexto de primaria.
Aunque a algunos les resulte paradójico o inexplicable porque no hayan tenido la intención de aportarme nada positivo, quiero expresaros a todos, sin excepción, mi gratitud y aprecio por todo lo que hemos compartido y lo que me habéis enseñado durante el último año. Me quedo con los buenos momentos y nunca dejaré de apreciaros.

Atentamente,
Jonatan de la Torre Gómez

viernes, 4 de diciembre de 2009

Victor Jara



¡Cómo pueden ser tan tristes, tan duras y tan entrañables a la vez!
Porque podemos visualizar al niño desvalido e imaginar que podremos hacer algo para ayudarle a superar la pobreza extrema. Lo imaginamos como el superviviente.
Sin embargo 37 años después siguen muriendo sin piedad, en el anonimato que les procura la distancia geográfica, los niños como Luchín.
A veces la distancia no es geográfica y, a veces también, no llegan al extremo fatal de perder la vida entendido esto exclusivamente como fallecer. Porque la vida se puede perder antes de morir. La pierde el niño que se ve abocado sin solución a la exclusión social o, en palabras llanas, a la pobreza. La pierde el niño que es privado de su desarrollo académico, el que no puede desplegar todo su potencial porque no se ponen todos los medios humanos que merece en igualdad de condiciones, o mejor dicho igualando las condiciones desequilibradas de origen por su extracto social o cultural.
Cualquier lucha para eliminar diferencias, por pequeñas que sean, merece la pena. Subyace el mismo principio que a muchos nos impide tolerar el drama de la pobreza infantil extrema.

Subyace el principio de la JUSTICIA SOCIAL, el que impulsó la carrera artística de Victor Jara y tantos otros. El que provocó la reacción criminal de los poderosos que no tuvieron el más mínimo escrúpulo en liquidar a todo aquél que cuestionara las diferencias sociales que les propiciaban una posición social y económica obscenamente preminente.

A todos nos produce lástima, claro. Pero, por desgracia, muchos se quedan sólo en eso y la injusticia ha de conmover conciencias. Debe incitar a la insumisión, ira, como mínimo inquietud; suscitar la voluntad de restituir la justicia. Creo que es lo natural y, si no lo es, esta sociedad está alcanzado cotas insoportables de cinismo: "ande yo caliente y muérase la gente"

Luchín

(Víctor Jara)

Frágil como un volantín
en los techos de Barrancas
jugaba el niño Luchín
con sus manitos moradas
con la pelota de trapo
con el gato y con el perro
el caballo lo miraba.

En el agua de sus ojos
se bañaba el verde claro
gateaba a su corta edad
con el potito embarrado
con la pelota de trapo
con el gato y con el perro
el caballo lo miraba.

El caballo era otro juego
en aquel pequeño espacio
y al animal parecía
le gustaba ese trabajo
con la pelota de trapo
con el gato y con el perro
y con Luchito mojado.

Si hay niños como Luchín
que comen tierra y gusanos
abramos todas las jaulas
pa' que vuelen como pájaros
con la pelota de trapo
con el gato y con el perro
y también con el caballo.

(1972)


Duerme Negrito

(Popular - Atahualpa Yupanqui)

Duerme, duerme negrito,
que tu mama está en el campo, negrito...

Duerme, duerme negrito,
que tu mama está en el campo, negrito...*

Te va a traer codornices para ti,
te va a traer rica fruta para ti,
te va a traer carne de cerdo para ti.
te va a traer muchas cosas para ti.
Y si negro no se duerme,
viene diablo blanco
y ¡zas! le come la patita,
¡chacapumba, chacapún…!

Duerme, duerme negrito,
que tu mama está en el campo, negrito...

Trabajando,
trabajando duramente, trabajando sí,
trabajando y no le pagan, trabajando sí,
trabajando y va tosiendo, trabajando sí,
trabajando y va de luto, trabajando sí,
pa'l negrito chiquitito, trabajando sí,
pa'l negrito chiquitito, trabajando sí,
no le pagan sí, va tosiendo sí
va de luto sí, duramente sí.

Duerme, duerme negrito,
que tu mama está en el campo, negrito...

Actividades de CC.OO. PV

Rutas desde Almazora